Los pacientes de los centros de Salud de Burriana y Vall D’Uixó I disfrutan desde hace varias semanas de un mayor confort en sus instalaciones. Una mejora que se ha llevado a cabo mediante la inversión realiza por la Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública en el Departamento de Salud de la Plana donde se ha iniciado un plan de eficiencia energética con la renovación de los sistemas de climatización de varios centros de salud.

El Grupo Fulton ha sido el encargado de ejecutar dicho proyecto tras ser el adjudicatario de la renovación de los equipamientos de climatización del centro de salud Burriana I y del centro de salud la Vall I.

La inversión asciende a 200.000 euros y según explicaron desde el Departamento de Salud, estos trabajos de instalación «han requerido la intervención de maquinaria especializada y grúas, ya que los equipos se encuentran en la zona alta del edificio, por lo que ha sido obligado el corte del suministro durante los trabajos». «Se trata de dos máquinas de más de una tonelada de peso cada una, además de la adecuación de los conductos existentes a los nuevos equipos, la conexión eléctrica y el ajuste de compuertas, temperatura,…», añadieron.

El Centro de Salud Burriana I cuenta con una superficie de 1770 m2 distribuidos en planta baja, primera y segunda.

La climatización actual se realiza mediante dos bombas de calor aire-aire ubicadas en la cubierta del edificio. Las máquinas han sufrido numerosas averías y fallos recurrentes, sobre todo en verano, quedándose muchas estancias del centro sin climatización.

Se han sustituido las dos máquinas existentes por otras dos de mayor eficiencia energética así como el sistema de regulación y control de temperatura. Toda la climatización se podrá controlar desde un sistema de gestión remota, de tal forma que se pueda obtener información de la misma, programar horarios, temperatura.

Por su parte el centro Vall D’Uixó I tiene 1.502 m2 distribuidos en planta baja, primera y segunda.

La instalación data de los años ochenta y la climatización actual se realiza mediante diferentes sistemas de climatización como máquinas compactas, partidas y unidades tipo splits situadas en diferentes cubiertas del edificio.

Vall D’uixó I es el centro de mayor consumo eléctrico del departamento y presentaba problemas de climatización en planta baja y primera ya que con equipos partidos solo se alcanza la temperatura requerida en zonas cercanas.

La nueva instalación bomba de calor tipo VRV reduce el consumo en función de las cargas y se consigue una regulación progresiva en todos los equipos terminales. De esta forma se consigue una eficiencia energética máxima al funcionar solo las máquinas de aquellas áreas que así lo requieran y dependiendo de las necesidades térmicas de la zona. El factor de contaminación ambiental por ruido queda eliminado ya que las máquinas son muy silenciosas, evitando el cansancio y estrés que produce.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies