La empresa afronta uno de los mayores proyectos del año con la reforma de una de las más modernas y grandes cárceles de nuestro país como es el Centro Penitenciario de Madrid VI, situado en la localidad de Aranjuez.

La instalación fue construida en 1998, dispone de ocho edificios y diez módulos y cuenta con más de mil celdas.

El presupuesto de la obra supera los tres millones de euros y el plazo de ejecución se sitúa en los 18 meses.

El proyecto prevé la reforma de las instalaciones de agua fría para consumo humano, agua caliente sanitaria, detección de incendios e instalación de paneles solares fotovoltaicos los cuales aportarán la energía eléctrica generada al cuadro general de baja tensión del centro penitenciario.

Imágenes cedidas por el gabinete de prensa de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias

Otro de los retos que presenta el proyecto son los derivados de trabajar en un centro de características especiales. En este sentido hay que tener muy presente las estrictas medidas de seguridad que rigen las obras que se realizan en una prisión como son:  revisión y recuento permanente de las herramientas, no contar con trabajadores que tengan vinculación con presos, uso limitado del teléfono móvil al encargado y jefe de obra, estar siempre acompañados por funcionarios de prisiones, entre otras.

La macrocárcel de Aranjuez es mixta y tiene una capacidad aproximada de 1.800 intern@s además destaca por ser una de las pocas que cuenta con un módulo de familias operativo, áreas sociocultural,  polideportiva y enfermería.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies