Las infraestructuras sanitarias se han convertido en las protagonistas de la inversión pública en los últimos tiempos. En este sentido el Hospital Arnau de Vilanova va a acometer la reforma de las Instalaciones de producción de energía térmica centralizada del bloque quirúrgico, planta baja, esterilización y urgencias y las redes de distribución hidráulica de clima.

Un proyecto que ejecutará el Grupo Fulton tras haber sido adjudicatario y que cuenta con un presupuesto de un millón doscientos mil euros y un período de ejecución algo inferior al año.

El recinto presenta una importante dispersión de máquinas lo que supone un desaprovechamiento energético de los recursos del hospital por ese motivo se ha propuesto una mejora basada en la producción centralizada.

Con dicha reforma se prevé reducir las emisiones de CO2 en 357.000 kg/año y el consumo energético en 1.300.000 kWh/año, lo que supondrá un ahorro en el coste energético de 86.000 €/año según consta en la auditoría energética realizada en dichas instalaciones.

Las actuaciones que se llevarán a cabo serán las siguientes: Ejecución de un recinto acústico para la ubicación de equipos de producción de agua fría/caliente para climatización; Instalación de una nueva bomba de calor con recuperación de calor; Traslado de la enfriadora existente para la producción de agua fría de clima de los quirófanos; Ejecución de los circuitos primarios y colectores hidráulicos y dos circuitos hidráulicos para futuras ampliaciones.