El Grupo Fulton ha arrancado la obra de rehabilitación del Colegio Mayor Lluís Vives con las tareas de demolición y desescombro, que dan el pistoletazo de salida a un proyecto que se prolongará por espacio de 18 meses y convertirá el antiguo Colegio Mayor en un moderno centro denominado ‘Espai Lluís Vives’.

El edificio es considerado como bien de relevancia local, fue proyectado por el arquitecto valenciano Javier Goerlich, se inauguró en 1954 y se trata de uno de los mejores ejemplos conservados del racionalismo valenciano de principios del siglo XX.

La Universitat de València ha concebido esta reforma, con un coste de 17 millones de euros, pensando en el estudiantado como centro de los nuevos usos del mismo ante la imposibilidad de mantener la función residencial en los términos actuales, atendiendo al nivel de protección del edificio.

L’ Espai Lluís Vives reunirá un conjunto de servicios actualmente dispersos por diferentes campus. Así pues, el edificio albergará el Servicio de Información y Dinamización, el Servicio de Estudiantes, Relaciones Internacionales y Cooperación, UVOcupación, UVEmprende y la Asamblea General de Estudiantes. Se combinarán estos servicios de estudiantes con usos culturales, de ocio y espacio de encuentro.

El edificio, que permanece cerrado desde 2012 debido a sus problemas de estabilidad estructural, se organiza en seis plantas: una planta rasante y cinco plantas piso y la superficie construida del complejo es de 6.285 m2.

El pasado 30 de julio se llevó a cabo una visita institucional, encabezada por la Rectora María Vicenta Mestre y guiada por el arquitecto autor de la rehabilitación, José María Tomás Llavador.